La década de los 80

Una vez acabada la gira, a principios de 1980 la banda experimenta nuevos cambios. Para substituir al fallecido Glascock, Anderson llama a Dave Pegg, un bajista de sólida formaciónque tocaba en el grupo folk Fairport Convention. Además, Barriemore Barlow abandona Jethro para formar su propia banda. En agosto seran David Palmer y John Evan los que causarán baja por motivos y proyectos personales. En el grupo entrarán Mark Craney a la batería y Eddie Jobson a los teclados y el violín. 

tull13.jpgA principios de septiembre, Anderson pretender hacer un disco en solitario, pero poco a poco, el resto de la banda se va involucrando, hasta que se graba A. En éste álbum Anderson realiza un experimento musical muy arriesgado consistente en en componer un tema por la mañana, ensayarlo por la tarde y grabarlo por la noche. Éste álbum se presentó oficialmente al públicobritánico el viernes 21 de noviembre del 80, en el Royal Albert Hall de Londres, ante 10.000 espectadores. Seguidamente, emprenden una gira mundial. 

Una vez concluida la gira, en la primavera de 1981, Jobson y Craney abandonan el grupo y son substituidos por Gerry Conway a la batería y Peter John Vettese a los teclados. Será con estos músicos con los que se tull14.jpggrabará el siguiente álbum, The Broadsword and the Beast, publicado en abril de 1982. Durante la gira de presentación del álbum, volverían a tocar en España en mayo. En septiembre del mismo año, repetirían concierto en Barcelona, con la novedad de Paul Burgess substituyendo a Conway en la batería. 

Finalmente, el tan perseguido álbum en solitario de Ian Anderson aparecería en 1983. Walk into light marcará un cambio en la música de Ian. Parece abandonar los sonidos acústicos para centrarse en un experimento mucho más eléctrico y sintetizado. Sin duda, tiene mucho que ver la ayuda de Peter John Vettese, que colabora intensamente en la elaboración del disco. 

Sin embargo, la aventura en solitario sólo fue un simple paréntesis, y en 1984 se publicó un nuevo capítulo en la historia de Jethro: Under wraps. Sin duda, estamos delante del álbum más flojo de toda latull15.jpg carrera del grupo. El sonido sintetizado domina todas las composiciones, creando un clima que bien poco nos recuerda al verdadero Jethro Tull. Se produce un nuevo cambio en la formación: Doane Perry entra como batería de la banda. 

Para paliar el déficit de discos nuevos, Chrysalis lanza en ocrubre de 1985 otra nueva recopilación, Original Masters. En ese mismo año se publicará A classic case, una grabación con la London Symphony Orchestra tocando temas de Jethro. 

En el verano de 1986, Jethro Tull realiza una serie de conciertos, participando exclusivamente en festivales folk y suscitando la impresión general de que se trataba de sus últimas apariciones. Pero, evidentemente, esas eran unas opiniones demasiado apresuradas. 

En 1987, ya sin el inefable Peter John Vettese, la banda publica Crest of a knave, acogido con entusiasmo y sorpresa por parte de la crítica y del público. Este disco marca una vuelta al sonido más verdadero de JethroTull, tras dejar de lado los experimentos sintetizados. Curiosamente, el disco fue premiado con un Grammy como mejor disco heavy del año (!!!???). 

Con ocasión de la gira mundial, se publica un doble Lp conmemorativo del 20º aniversario de la banda. Se trata de 20 years of Jethro Tull, una recopilación de rarezas y canciones inéditas. 

tull16.jpgEl buen estado con el que el grupo llega al final de los años 80 se demuestra con la edición, en 1989, de Rock island. El disco llegará al nº 18 en Inglaterra y sólo al nº 56 en Estados Unidos. Comienza la década de los 90, y Jethro vuelve a estar relativamente de moda. Las palabras de Anderson son claras al respecto:

Las modas van y vienen, y las que pasaron antes o después terminan por volver. Así, si no has dejado de componer y de tocar durante tantos años, verás que no tendrás nunca necesidad de cambiar de vestido y de modificar tu música: habrá un día en el que estarás otra vez de moda.